Un tipo le dice a un amigo: -Estoy preocupado. Mi esposa se desconcentra y pierde el interés cada vez que hacemos el amor. ¡Y no sé qué hacer! –Hombre! – responde el otro – ¿Sabes que a