Una pequeña selección de apodos, cortesia de un gran humorista argentino, Luis Landriscina. Le decían “hijo único”. Porque cuando le iban a cobrar decía “No tengo, hermano”. Le decían “Pan Fresco”. Porque cuando iban a cobrar y