Resulta que habia un tipo en el bondi, se le sienta una gorda al lado y al rato le dice: -Gordita, me robaste una sonrisa -Ay que lindo lo que me decis, gracias! -No te hagas la