-¿Cómo se vivía en la Unión Soviética? –No me podía quejar. -¿Y la economía? -No me podía quejar. -¿Y la seguridad? -No me podía quejar. -¿Y se bebía bien? -No me podía quejar. -Entonces, ¿Por qué te