La princesa y el sapo

La princesa paseaba por el Bosque Encantado, cuando, de repente, vió un sapo:

-¡Oh! ¡Un sapo!

-No soy un sapo, soy un príncipe. Una bruja me ha encantado.

-¿Y que puedo hacer para desencantarte?

-Llevame contigo y méteme bajo tu almohada.

Y aquí se termina el cuento…
El cuento que le contó la princesa al Rey cuando la encontró con un hombre en la cama.

Comments
  1. Julio César

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*