Natación

En una exposición de natación para lisiados, se encontraban esperando su turno los tres participantes.
Llega el turno del primero, al que le faltan las piernas. Asistido por dos ayudantes, le ponen el gorro de natación, se tira al agua, y nadando con sus brazos, llega al otro extremo de la pileta, sale y todos lo ovacionan.
Le toca al segundo, al que le faltan los brazos. Dos ayudantes le ponen la gorra, se tira a la pileta, nada con las piernas hasta el otro lado, sale del agua de un salto, y el público lo ovaciona.
Llega el turno del tercero, que no tiene brazos, piernas ni torso, es sólo una cabeza. Los ayudantes le ponen la gorra, y lo tiran al agua. Pero al cabo de unos instantes la cabeza no emerge, no puede flotar y baja al fondo de la pileta. Desesperados, los guardavidas se arrojan y lo sacan. La cabeza sale tosiendo e insultando. Cuando la prensa le pregunta qué había sucedido, le acercan un micrófono y responde:
-¡Carajo! Cinco años aprendiendo a nadar con las orejas, y estos soretes me ponen esta gorra de mierda!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*