Era tan fea…

Era tan fea que cuando nació, el doctor dijo “si en un minuto no llora, es un tumor”.

Era tan fea que cuando nació, el doctor en lugar de pegarle a ella, le pegó a la madre.

Era tan fea que cuando nació, la madre no sabía si quedarse con ella o con la placenta.

Era tan fea que cuando nació, la madre en lugar de darle pecho, le daba la espalda.

Era tan fea que cuando nació, la pusieron en una incubadora con vidrios polarizados (tintados).

Era tan fea que cuando nació, los padres buscaron la cámara oculta.

Era tan fea que la acariciaban con una rama.

Era tan fea que en lugar de menstruación, tenía monstruación.

Era tan fea, que al cuco le decían que si no dormía venía ella.

Era tan fea, que mandó la foto por eMail y saltó el antivirus.

Era tan fea, que los ratones le comieron el documento y dejaron la foto.

Era tan fea, que cuando tiró un búmerang (o como se escriba) no volvió.

Era tan fea que Freddy Kruger tenía pesadillas con ella.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*