Va una mujer al doctor y le dice: – Doctor, déme algo para que mi marido se ponga como un toro. Y le responde el doctor: – Bueno, quítese la ropa que vamos a empezar por los